Regulación y Sostenibilidad

  • Share
  • Print page

La Regulación puede impulsar las prácticas sostenibles en las empresas e instituciones, desde la información corporativa a acciones o estrategias obligatorias. Pero, ¿cuáles son las métricas adecuadas de la sostenibilidad y quién debe ser responsable de su supervisión?

Existe una división entre los reguladores globales sobre cómo responder a la creciente demanda de sostenibilidad de un amplio abanico de grupos de interés. En la mayoría de los casos, no se comparten las regulaciones basadas en sostenibilidad, lo que implica que cada país tiene normas diferentes.

En este contexto, cinco preguntas modelarán la conversación en los próximos meses:

¿Quién impulsa la incorporación de la sostenibilidad en las actividades de las empresas e instituciones e informes relacionados con el reporting medioambiental, social y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés: Environmental, Social and Governance)?

Aunque muchas de las mayores empresas del mundo ya comparten en la actualidad un reporting no financiero (riesgos relacionados con aspectos medioambientales, sociales o de buen gobierno), no existe un acuerdo global sobre los requerimientos de información relativa a la sostenibilidad. Sin embargo, la presión para que las compañías reporten este tipo de información procede de diferentes grupos de interés de las empresas –inversores, accionistas, organizaciones no gubernamentales o la sociedad en general. Esta creciente demanda de transparencia, sin un acuerdo global, implica que existan diferencias sustanciales sobre cómo los países desarrollan sus estrategias, legislaciones y programas. Para satisfacer las exigencias de los diferentes grupos de interés, las empresas necesitan obtener feedback sobre su enfoque relativo a la sostenibilidad vía reporting, lo cual les ayudará en su cambio global hacia la sostenibilidad.

¿Cómo cerrar la brecha de la financiación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

Los ODS han simbolizado la sostenibilidad en el mundo actual pero, logarlos antes de 2030 requiere un serio compromiso e inversión, dado que se ha estimado que el coste de alcanzarlos comenzaría en 6 billones de dólares por año. La financiación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es un tema fuertemente debatido entre expertos  y legisladores. Buscar alternativas de financiación en el sector privado o inversión del impacto social podrían ser nuevas vías a potenciar con el fin de lograr la tremenda ambición de los ODS.

¿Cómo equilibrar las iniciativas de los gobierno con las acciones regulatorias?

Los gobiernos deben lograr el complicado equilibrio entre las subvenciones o exenciones fiscales para las empresas que inician prácticas sostenibles con la rigurosa acción de las sanciones. Sin embargo, las empresas han percibido el aumento de regulaciones sobre los ODS como una oportunidad para diseñar soluciones. Un ejemplo de ello es el mercado de bonos ecológicos, en los que se hace que la financiación sea más atractiva a un coste menor o con beneficios añadidos.

¿Dónde se encuentran las empresas en el impulso hacia la regulación sobre sostenibilidad?

Muchas de las mayores empresas en todo el mundo reclaman mejores informes corporativos – y más exigentes – con el fin de aumentar la transparencia con sus grupos de interés y recoger los beneficios que pueden ofrecer para su estrategia y crecimiento a largo plazo. Esta reclamación representa un cambio significativo en la mentalidad corporativa, dado que las empresas se han comprometido a adoptar los ODS de Naciones Unidas y a firmar el acuerdo de París. El concepto de sostenibilidad ya no se considera un bonus, sino una parte integral de la operativa de la empresa.

¿Cómo afectará la regulación a las empresas en su camino hacia el crecimiento sostenible?

Sin duda alguna, la regulación, en particular la regulación medioambiental, puede tener un tremendo impacto sobre la ambición de las empresas en su crecimiento a largo plazo y éxito en el mercado. Además, en general, las empresas no están preparadas para afrontar el potencial impacto de la regulación medioambiental, social o de gobierno sobre sus negocios. Tomar el tiempo y pasos necesarios para anticipar la regulación sobre sostenibilidad en todos los territorios en los que opera una entidad conllevará un retorno significativo sobre la inversión, en especial si se entiende como una oportunidad, en vez de como una carga financiera o administrativa.

En colaboración con el Economist Intelligence Unit, Mazars ha analizado estas y otras cuestiones en una serie de artículos relacionados con el tema de la Sostenibilidad, el primero de los cuales podrás leerlo en el siguiente link:

Leer artículo completo sobre Regulación y Sostenibilidad

Share