¿Son las ICOs el nuevo futuro de las start-ups?

  • Share
  • Print page

El valor de las ICOs (Initial Coin Offering en inglés, Oferta Inicial de Moneda en castellano, comúnmente conocida como “venta de tokens*”), instrumento de financiación alternativa en el mundo de las criptomonedas para recaudar fondos para el desarrollo de nuevos protocolos, ha alcanzado la cifra de los 1.300 millones de dólares en lo que va de año. Así se desprende del análisis “Are ICOs the new future of start-ups?”, elaborado por Mazars.

Entre los ejemplos más significativos de compañías que han usado ICOs para su financiación, destaca Gnosis, una plataforma de predicción de mercado, que recaudó  más de 12,5 millones de dólares en una venta de tokens, en sólo 15 minutos; o Omise, fintech tailandesa, que logró colocar, el pasado mes de julio, tokens por valor de 25 millones de dólares.

Aunque las ICOs son primas lejanas de las OPVs (ambas tienen como objetivo ser un instrumento para obtener capital de diferentes fuentes), difieren tanto en el momento de realización como en los medios utilizados. Las ICOs, basadas en la tecnología blockchain, son interesantes para las empresas que se encuentran en sus primeras etapas de creación, y son utilizadas especialmente por emprendedores e inversores especializados en criptomoneda que apuestan por ideas innovadoras con alto potencial.

Lo importante a tener en cuenta es que, a diferencia de las OPVs, estos tokens no proporcionan a los inversores ningún derecho de propiedad o reclamo sobre los activos. En cambio, actúan como instrumentos al portador, proporcionando derechos a los usuarios relacionados con el propio proyecto, no con la empresa que lanza el proyecto.

 

Beneficios

No hay duda de que las ICOs se han popularizado en los últimos meses, tanto entre las start-ups fintech como entre la población en general. Según el análisis, son ideales para cualquier persona que quiera recaudar dinero rápidamente para una idea. Por varias razones: la primera es la rapidez para lograr financiación para un proyecto que únicamente existe como idea; en segundo lugar, actúan en un campo muy poco regulado, con mínimos costes; y, finalmente, también la facilidad con la que se pueden crear los tokens de criptomonedas han hecho que haya crecido su popularidad a gran velocidad. 

Además, las ICOs también tienen beneficios para los inversores, concretamente, les permite lograr unas importantes ganancias y la posibilidad de recuperarlas con facilidad, con liquidez inmediata.

Aunque el mercado de las ICOs ha crecido exponencialmente a lo largo de los últimos meses, existe el riesgo de que se convierta en una nueva burbuja, al estilo de la vivida en el año 2.000 con las puntocom, lo que ha generado una cierta incertidumbre. En este sentido, por ejemplo, los reguladores consideran que un mercado tan abierto puede ser proclive a una volatilidad extrema. Una excesiva demanda por parte de inversores, como consecuencia de una posible especulación, podría tener un impacto muy negativo. Por tanto, aunque es un instrumento muy a tener en cuenta como fuente de financiación, todavía debe demostrarse la sostenibilidad de las ICOs y de las criptomonedas en su conjunto.

 

* Los tokens o appcoins son activos digitales basados en la tecnología de bitcoin y que en la actualidad acumulan un valor de miles de millones de dólares.

 

Leer análisis completo

Saber más: Entrepreneurial Business Services

Share